El concejal electo de la comuna de Paillaco, Rodrigo Handschuh presentó el día de hoy en la oficina de partes de la municipalidad un requerimiento a nombre de  dos dializados denunciando irregularidades por parte del centro de diálisis de la comuna, señalando falta de personal, falta de protocolos, negligencias y malos tratos.

Además Handschuh señala que “a la vez este requerimiento lo ingresamos a la Seremi de Salud y a la superintendencia de salud de Los Ríos para que puedan investigar estos hechos que son graves, son una serie de situaciones que se vienen arrastrando por largos meses y que queremos que se investiguen y que se solucionen a la brevedad por que ponen en riesgo la salud de los y las usuarias” 

La misiva enviada al Secretario Regional Ministerial de Salud, Dr. Keith Hood Lewis detalla las situaciones ocurridas en este recinto de salud, señalando falta de personal, falta de protocolos y negligencias y malos tratos.

1.- Escaso personal de enfermería, lo cual genera que se vean sobrecargados por la cantidad de usuarios que deben atender. Sumado a ello, existe una alta rotación entre los enfermeros/as del recinto, falta de capacitación, frecuentes errores en la calibración de las maquinarias de hemodiálisis y con la fístula de los pacientes.

2.- Los pacientes quedan sin médico por 2 horas durante la mañana (entre 07:00 y 09:00 hrs). Esto ocurre porque trabaja solo un médico en el, el cual cumple jornadas laborales de 12 horas diarias, de 09:00 a 21:00 horas.

3.- Asientos de hemodiálisis que no cumplen las condiciones de comodidad ni seguridad, donde han existido caídas de usuarios con las consecuencias de salud que involucran. Comparado con centros de similares características en la región, este centro está bajo el estándar de sus pares.

4.- Reutilización del líquido de hemodiálisis, agua destilada y concentrados de una máquina hacia otra. Cabe destacar que estos insumos deben ser desechados una vez utilizados en un paciente para cumplir con la esterilidad del proceso.

5.- Falta de protocolos de esterilización, ausencia frecuente en el uso de guantes estériles para manipular insumos críticos, aumentando el riesgo de infecciones asociadas a la atención de salud.

6.- Cambios de turno extensos de los funcionarios (más de 45 minutos por el escaso personal), alargando los procesos de hemodiálisis y provocando menoscabo en usuarios.

7.- El furgón para dializados de propiedad municipal y entregado en comodato al Centro de diálisis no se adapta a los horarios de usuarios, la empresa solo busca ahorrar lo más posible a costa de menores traslados. Como antecedente, un usuario del sector Itropulli (Paillaco) debe trasladarse en su vehículo, conduciendo, posterior a cada hemodiálisis.

8.- Protocolos Covid-19 que no se cumplen (o no existen), alto riesgo de contagio entre usuarios. De no mediar el autocuidado de ellos, hubieran existido brotes de COVID-19 frecuentemente. Además, cuando existen pacientes COVID-19 positivo se dializan junto al resto.

9.- No existe baño para varones, solo existe baño para mujeres y para personas con discapacidad. Los hombres deben ingresar al baño de discapacidad y en ocasiones al de mujeres.

10- Negligencias hacia usuarios, las cuales nunca han sido reconocidas por el recinto. Las ocultan despidiendo a quienes las cometen y no las tratan como tal. Se escudan en que son riesgos inherentes al procedimiento de hemodiálisis, pero la frecuencia en que ocurren da la impresión contraria.

11.- Falta de fiscalización de las autoridades municipales de Paillaco, de la Superintendencia de salud y de la SEREMI de salud Los Ríos, en las competencias que poseen cada una de ellas. Esto ha dejado espacio para el libre ejercicio de esta empresa.

12.- Ausencia de un sillón para casos especiales, por ejemplo, en caso de usuarios que deben asistir a funerales o atenciones salud externas. Al solicitar cambio de horario se niega esa posibilidad.

13.- Existen malos tratos de parte del representante de la empresa. Cuando hemos exigido explicaciones sobre el deterioro de los servicios nos han respondido que “si no nos gusta, nos vayamos a dializar a otro lugar”. De hecho, varios compañeros de diálisis han decidido hacer eso.

Carta Dialisis Paillaco

Comenta con tu cuenta de Facebook
Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *