El doctor Miguel Ángel Carrasco anunció nuevamente que denunciará ante la  Secretaria Ministerial de Salud  de la Región de Los  Ríos, a la Superintendencia del Medio Ambiente  Regional y a la Unidad de Medio Ambiente del Servicio de Salud  por la descargas de aguas servidas desde la planta de tratamiento municipal de Paillaco al Rio Collilelfu de Reumen y que no solo  esta afectando a al medio ambiente sino que pone en peligro la salud de los vecinos que viven cerca del rio.

Recordemos que en el mes de enero del año 2020 el doctor Carrasco solicito un pronunciamiento al Servicio de Salud para que aclare que sustancias  estaban  vertiendo la planta elevadora ubicada en la localidad de Reumen, al Rio Collilelfu.

Todo esto, a raíz de una solicitud de fiscalización que el mismo Carrasco ingreso a la Secretaría Regional Ministerial dela Región de Los Ríos denunciando la contaminación de las aguas servidas, aludiendo responsabilidad a la Municipalidad de Paillaco.

En la solicitud de fiscalización, el médico expuso que “el problema ambiental de magnitud en el sector de Reumén tiene su origen a contar de la puesta en marcha de la planta de tratamiento a fines de 2008”.

En esa oportunidad el doctor Carrasco  indicó que a través de un tubo de desagüe vierte al río todas las aguas servidas que no ingresan a la planta e indicó que “este problema se acrecienta cuando estas bombas se echan a perder, que es lo que últimamente ha ocurrido, las aguas servidas no suben a la planta de tratamiento por ende se eliminan en el río”.

Frente a la solicitud, la Secretaría Regional Ministerial de Salud a través de la sección Ambiente Saludable, inicio un sumario sanitario a la planta de tratamiento municipal para establecer el nivel de contaminación y la solución para evitar que las aguas servidas lleguen al rio Collilelfu provenientes de la planta de tratamiento del municipio.

En tanto la Superintendencia del Medio Ambiente en los Ríos (SMA) y tras inspeccionar en terreno lo que estaba sucediendo en el río, dio un plazo al municipio para que informe sobre las condiciones de operación de la planta ,como también el estado del Rio Collilefu.

Pero un año después de realizar las respectivas denuncias, el problema persiste, y prueba de esto es un video en e cual se  puede  constatar que efectivamente se siguen vertiendo aguas servidas nauseabundas  sin tratamiento sobre el río  Collilefu y que viene directamente de donde se encuentra la planta de aguas servidas del municipio, quienes no han tomado conciencia de lo peligroso que es el daño que genera en el medio ambiente y en la salud de los vecinos que viven circundante al rio.

 

 

 

 

Comenta con tu cuenta de Facebook
Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *