Luego de una intensa y persistente presión de la sociedad civil, el lunes 15 de junio, en dependencias parroquiales, comenzará a funcionar un albergue definitivo para las personas que están en situación de calle.

El albergue podrá recibir hasta 8 varones, quienes tendrán acceso a ducha con agua caliente, comida y una cama para dormir

Para el funcionamiento, el municipio aportará a la alimentación de los beneficiarios y a la remuneración de quien esté a cargo, mientras que la gestión interna de su funcionamiento será responsabilidad de la iglesia.

El albergue debería comenzar a funcionar la próxima semana; se abrirá cada día a las 17.00 horas, donde los asistentes tendrán acceso a ducha con agua caliente, comida y una cama para dormir, además, constantemente tendrán chequeos de salud por parte del Cesfam Lautaro Caro Ríos.

Finalmente, el cura párroco invitó a la comunidad paillaquina a hacerse cargo del sostenimiento de este albergue con su oración y colaboración.

Comenta con tu cuenta de Facebook
Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *