Cerca de 300 familias se encuentras preocupadas por la posible venta de un fundo en Paillaco por parte del ciudadano extranjero que lo está ocupando.

Desde la seremi de Bienes Nacionales, aseguraron que las escrituras deben ser respetadas.El caso afecta a las personas que son parte de una sucesión familiar y que reclaman los terrenos del fundo Itropulli, quienes cuentan con títulos de domimio vigentes y al día, sin litigios ni gravámenes o anotaciones al margen.

El caso también llegó al ministerio de Bienes Nacionales, organismo que determinó que en dicho predio que bordea las 2 mil hectáreas, no hay terrenos fiscales.

El vocero de las familias que reclaman sus tierras, José Zurita, indicó que el riesgo que prevén es que quien está ocupando dichos terrenos, podrían venderlos, desconociendo la legitimidad de las escrituras que están en el Conservador de Bienes Raíces de Paillaco.

El seremi de Bienes Nacionales, Eduardo Berger, reconoció que este es un caso complejo que finalmente involucra a particulares y aseguró que las escrituras vigentes de sus propietarios deben ser respetadas.

Las familias. si bien no descartan emprender acciones legales, su vocero reconoció que han preferido la instancia de diálogo y esperar que la persona que ocupa su fundo haga entrega de los terrenos o les pague.

Comenta con tu cuenta de Facebook
Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *